Si quieres correr hacia lo Infinito
basta con que camines en lo Finito para todos lados.
Goethe

Nazarena Pereyra lleva el trazo puesto y lo estampa mientras camina.
A su debido tiempo se manifiesta una acción interminable.

Claro que escuché que la linea es infinita, pero nunca la había visto antes.
Leí la Genealogía de Felisberto Hernandez donde todo nace y vuelve a ser una linea horizontal infinita.
Nunca vi una línea horizontal, siempre se desvía un poco, nunca se queda quieta.
El terreno es oval o redondo, si hay esquinas generalmente actúan como puntos de apoyo. El equilibrio es frágil
aunque el paso es firme.
El celeste y el verde dicen, son colores curativos –es por eso que aparecen en algunos hospitales- Se dice que ahuyentan a los malos espíritus por eso los musulmanes los utilizan en las aberturas de sus templos y de sus casas, si bien hay una versión que sostiene que se usan por ser colores que espantan a los mosquitos. Es asi que estos recortes de paisaje se convierten en aquel lugar soñado.

No es lo mismo haber visto pasar toda la vida posible que vivir la experiencia del transcurso del tiempo en una línea infinita.

Diana Aisenberg

Nazarena Pereyra, en la casona de olivera, 2002