Por Florencia Battiti¹
El proyecto “Historias del arte, diccionario de certezas e intuiciones” que Aisenberg echó a rodar en 1996 es, literalmente, un work in progress, una tarea descomunal que, por principio, permanece abierta e incompleta y que incluso puede continuar —según la propia artista— independientemente de su participación personal. El diccionario se construye a sí mismo a partir del encuentro con los otros. Su esencia reside en el montaje y edición de la información que proveen sus colaboradores, señala Aisenberg. En efecto, a partir de un amable pedido de colaboración, Aisenberg solicita pistas, ideas, experiencias, rumores, recuerdos, citas, para palabras tan dispares (o no tanto) como “política”, “presencia”, “arte”, “latino”, “trucho”, “buen gusto”. Pero ¿por qué y para qué un diccionario? No imagino un punto fijo en el lenguaje, responde Aisenberg. Y agrega que le gusta pensar que, al menos por un instante, muchas personas se pondrán a reflexionar sobre la misma palabra al mismo tiempo. Ante la propuesta del Museo de Arte y Memoria decidí inaugurar la sección de nombres propios del diccionario, con este proyecto al que llamo “Mi amigo José”. Mi intención es recopilar, como siempre, la información que me envían los colaboradores (en este caso, amigos y familiares de José) pero, esta vez, no sólo utilizando texto sino también imágenes y palabras. Quisiera recopilar cualquier recuerdo afectivo, cotidiano, humano de esa persona que es él todavía hoy para mí (...) todo lo que les quede en el corazón y en los cajones, será bienvenido. Aisenberg comprende que para mantener viva la memoria, en este caso la de un amigo desaparecido, es necesario tejer redes con “el otro”, transitar por sus recuerdos para descubrir las reverberaciones que esas memorias pueden producir en nosotros. Y entonces cobra cabal sentido su afirmación: la calidad del encuentro entre las personas certifica la existencia de las obras.
¹ Battiti, Florencia, “Memorias (des)habituadas”, ¿Quienes eran?, catálogo, Museo de Arte y Memoria, La Plata, Argentina, 2005.